Poemaria

Home POEMAMIX Rosa de América

Rosa de América

E-mail Print PDF
Rocío de la mañana
que cubres los delicados pétalos del rosal de mi jardín
que con los rayos del sol brillan como gotas de cristal
alegrando cada amanecer de mi vida.
Oír el canto de los pájaros
embarga de alegría mi alma
a cada paso que doy por el camino escabroso
y serpenteante que recorro diariamente
para llegar a mi destino.
Sólo Dios sabe que me depara la vida,
en tanto dedico mis días a mis hijos
y los muchachos de mi escuelita rural.
Amarte ha sido, es y seguirá siendo mi destino
hasta le final de mis días,
en tanto en nuestro jardín florezcan las más bellas flores.
Doy gracias a Dios el haberte conocido
y por nuestros hijos
que alegran cada instante nuestras vidas.
Eres mi fortaleza en tiempos de angustia,
compañera ideal en muchos pasajes de mi vida
aunque nuestras diferencias son grandes
le robo a la vida minutos de felicidad.
Amor,
no sólo es una palabra de cuatro letras
sino que encierra en su interior
elementos necesarios para su realización plena:
armonía,
mensaje,
oración
y reflexión para siempre.
Miro cada día el despuntar del alba
y doy gracias a Dios por tan bello espectáculo
de poder apreciar lo maravilloso que es la vida
pidiéndole derrame sus ricas bendiciones sobre mis hijos
y nuestros hijos;
por la paz en todo el mundo.
Al terminar el día me pregunto
¿qué pasará mañana?,
mientras la noche cubre con su manto negro el firmamento
dejándose apreciar fulgurantes miles de estrellas
y constelaciones que nos cuidarán
y protegerán durante la noche.
Entre poesías y canciones transcurre mi vida,
Distancias y tiempos que me separan de mi familia
más llegado el momento de la cercanía
disfruto cada instante de su compañía.
Risas y llantos se unen en la despedida,
más la vida continúa,
llegará el momento de estar juntos nuevamente
y ver crecer a nuestros hijos,
hacerse hombres fuertes, útiles a la sociedad.
Iremos por los caminos de la vida con
respeto,
responsabilidad,
honestidad
y amor por su bienestar.
Caminar por la vida es difícil y fácil a la vez,
apoyándonos mutuamente y confiando en Dios
lograremos resurgir de los problemas
y males que nos acechan.
Así es la vida con sus defectos y virtudes,
gotas de felicidad y justicia,
lagunas de tristeza e injusticias
y decepciones e infinitos problemas.
A pesar de todo la vida sigue siendo la vida,
y es hermosa
¿qué sería de la vida sin sus problemas?
No sería vida.
  Volver