Poemaria

Home POEMAMIX Flor enhiesta en el desierto de la melancolía

Flor enhiesta en el desierto de la melancolía

E-mail Print PDF
A Jeannette Lozano Clariond


Flor enhiesta en el desierto de la melancolía
tú, —flor
con voz que no cesa el canto
desde los manantiales que abrevan de los recuerdos—
deletréame tu historia.
Bouquet de nardos mas siempre flor
de cuya fragancia sabrán las bestias indefinidamente indómitas
y allende el silencio
los álamos hacia el camino de invierno deshojándose.

Creatura de qué hambre
pronto a saciarte vienes al jardín de la escritura.
Mucho antes de la noche, sí
—toda ciega de tantísimos ojos—
del firmamento escanciarás su luz
la sola luz:
el resplandor de tu poesía
(y tu poesía misma aquel resplandor).
Y si el fulgor oscuro de ese cielo te amedrenta
baja los párpados y mira
mírate nacer de nuevo
por un instante más en los momentos del agua.
Y sobre el remanso de esa agua, del alma
ya oceánico espejo
perenne pétalo de toda flor el de tus versos.

De lo que se calla, procede la calumnia:
nutriéndose del silencio se afinca:
confíame otra vez tu historia por eso mismo
por eso dime de qué abismales ríos tu palabra invicta.
¿Dónde siquiera la ánfora propicia ahora
que colme ya el hálito rumor de tu nostalgia, dónde?
Dónde…

En su aridez mi lengua comparte de siglos tu sed.
  Volver