Poemaria

Home POEMALIA Ojalá que te pise un tranvía llamado Deseo

Ojalá que te pise un tranvía llamado Deseo

E-mail

imagen portada Ojalá que te pise un tranvía llamado DeseoVoces diversas (¿vocinglerío?), fragmentos que deben haber quedado entre los rieles del tranvía en cuestión, ese al que Blanche(1) subió huyendo de sus fantasmas para terminar en un hospicio.

Que te pise un deseo: no sé si es mi deseo. Si tal deseo arrolla, "descuajeringa", se torna inmanejable, no sé si lo deseo.

Tantas voces nos ponen sobre aviso. Porque pueden hablar de la crueldad, del sufrimiento pequeño o no, de personajes verosímiles o no y, en todo caso, activar el desconcierto.

El Revagliastés, poema que cierra el libro, acaso busque desconcertarnos también, erigiéndose en tamiz, en disyuntor de la violencia alcanzada, en suavizante del fragor que corona.

Libro de fragmentos donde las palabras juegan con "lo que queda" ("mirá lo que quedó"(2) cuando pasó el tranvía) y dan vueltas de tuerca en torno a esa máquina imposible que somos. La máquina Revagliatti, en nuestro caso, ha forjado un trayecto que va desde el anatema del: "ojalá te pise", hasta el augurio de: "un deseo". "La 
pulsión me ceba al alba demasiados mates", dice una de sus voces.

Propongo rescatar de entre lo múltiple el verso que a cada uno co-responde. Propongo atesorarlo. 

José Emilio Tallarico


1) Blanche Dubois, personaje central de "Un Tranvía Llamado Deseo", de Tennessee Williams, interpretado en su versión cinematográfica por la actriz norteamericana Vivian Leigh.
2) Verso final del famoso tango "Los Mareados", de Enrique Cadícamo y Juan Carlos Cobián, que diera título al ciclo de poesía "Mirá lo que Quedó", coordinado durante el año 2007 por Rolando Revagliatti junto a los poetas Alicia Grinbank, Alberto Boco y Alfredo Palacio.

 

Descargar poemario en PDF  descargar pdf

  Volver